¿Qué hacemos con la pobreza infantil? . Hernán M. & Molina A.

Este Artículo de El País responde a la necesidad de seguir insistiendo en concentrar esfuerzos para potenciar políticas públicas a favor de la infancia. Por Antonio Molina y Mariano Hernán

Las redes de aprendizaje en Salud Pública #MOOC

Saludamos  a las personas que están en #mooc24h y compartimos nuestra visión sobre el presente y futuro de las Redes de aprendizaje y los MOOCs para la formación en salud.
¿Son las redes profesionales una buena versión de MOOCs?
¿Tienen sentido las redes profesionales como entornos sociales de aprendizaje formal?
¿Aprendizaje formal e el informal, pueden convivir en un mismo proyecto?
¿Es el MOOC algo más o algo menos que enseñanza masiva, gratuita y en linea?
¿Cómo se financia todo esto?
¿ Competencia, acreditación, masiva, abierta, gratuita...? ¿muchas palabras en busca de definición operativa?
Abrazos y felices y productivas 24 horas día y noche, noche y día en los dos continentes...


Activos para la salud y promoción de la salud mental

El libro sobre activos y salud mental es un documento elaborado en equipo, uniendo las fuerzas de la teoría y la práctica para comprender mejor la relación entre las acciones que desencadenan emociones  positivas y la salud. Descarga gratuita. CC reproducir =
.

Formación en salutogéneis y activos para la salud

Hemos construido este libro, que se aproxima al misterio de la salud y al modelo de activos para la salud,  con la colaboración de sabios amigos y magníficas propuestas de profesionales de la promoción de la salud. Descarga gratuita. CC reproducir =
 

Promoción del bienestar en contextos educativos. Evidencias y activos para la salud

Esta nueva presentación sobre la base de evidencias relacionadas con la Promoción de la salud  en contextos educativos, la he preparado para un curso organizado desde la estrategia Forma Joven, programa de excelencia en Andalucía. Vamos a desarrollár en la presentación  qué potencia los activos para la salud en los contextos educativos.

Ha sido muy interesante participar en este evento, fruto de la a colaboración entre los equipos de promoción de la salud y epidemiología social liderados desde la provincia de Huelva en Andalucía, mi colega admirada colega la Profesora Carmen Moreno y Blanca Botello, querida compañera y colaboradora en muchos proyectos.


Mapas de Activos en Salud. Lo último sobre el tema.

Presentación para la Escuela de Verano de Salud Pública de Menorca 2013, sobre los nuevas metodologías para el Desarrollo comunitario basado en activos y  los mapas de activos . Se desarrolló a distancia con http://www.bigbluebutton.org/  desde el campus de www.eaps.es, para el seminario de la Red de Universidades Promotoras de Salud.


EL MODELO DE ACTIVOS Y EL EMPODERAMIENTO DE LAS POBLACIONES VULNERABLES




                                                                                                                                    Cosulich, R (2013) 


El modelo de los activos comunitarios tiene muchas ventajas, especialmente cuando se trabaja con poblaciones vulnerables. En primer lugar, el mapeo de activos en una comunidad puede ayudar a mejorar la autoestima de las personas, porque tienen que reflexionar sobre las fortalezas que tienen como individuos y como colectivo o comunidad. Por consiguiente, el mapeo en sí se puede entender como un primer paso de mejora del bienestar psicosocial. Además, la conciencia de que cada uno tiene algo que aportar es esencial para motivar personas que se sienten demasiado “tímidas” para participar, por ejemplo por tener un nivel de educación formal bajo, o por vivir en un contexto socio-cultural que no valora todas las personas de la misma manera, como en el caso de una cultura machista, o “adulto céntrica”. Con referencia a este último término, es importante poner especial énfasis en el desarrollo de capacidades de los y las más jóvenes como actores del cambio.  Como escribe Nicolás Corvera en Persona y Sociedad, al efectuar una revisión histórica del tratamiento que las políticas públicas y la sociedad civil han reservado a la infancia, los niños y las niñas han sido generalmente concebidos y tratados como “sujetos de protección” (o alternativamente “de corrección”). Las distintas iniciativas se han enfocado en la infancia desde las necesidades o carencias de los niños, sin que ellos participaran activamente, con expertos que han estado elaborando políticas para los niños pero no con ellos. La escasa participación de los niños y niñas parece estar relacionada con la misma etimología de la palabra infancia: en latino “in-fans” significa “no habla”. La Convención sobre los Derechos del Niño del año 1989 representa un cambio de paradigma: el artículo 12 dice que Los Estados Partes garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio el derecho de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afectan al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez del niño.” En los artículos 13, 14 y 15 se habla del derecho a la libertad de pensamiento, expresión, asociación y de celebrar reuniones pacíficas. Un ejemplo en este sentido es el trabajo de la Comisión de Derechos Humanos de Ica en Perú, que fomenta la participación de los/as niños/as, así como de adolescentes y jóvenes, en el diseño de políticas públicas y en la incidencia en presupuestos públicos. El modelo de activos es importante también porqué motiva la población a participar en la lucha para sus derechos y en los programas de salud con un rol que va más allá del “reclamar”, llegando a “contribuir” y “protagonizar”, empoderando a las personas, ganando contra la apatía política  y haciendo las intervenciones de salud más sostenibles en el tiempo, más allá de los cambios en el entorno político. 
                                                                                                                 
Rami Cosulich. Graduada en relaciones internacionales y desarrollo. 

Activos para la Salud y Salutogénesis; emergentes en Salud Pública

Activos para la Salud y Salutogénesis; emergentes en Salud Pública
Publicado en BepSalut
Mariano Hernán García. Profesor. Escuela Andaluza de Salud Pública

El enfoque de la salud pública centrado en la prevención está dando un giro. La tendencia tradicional del siglo XX que, sustentándose en la protección y la prevención, pone el énfasis en la reducción de los factores de riesgo y pretende poner barreras para detener o atenuar sus consecuencias de la enfermedad, está dando poco a poco pasos hacia el enfoque de la salud pública positiva.
La salud positiva es una forma de ver las acciones en salud, focalizando la mirada hacia lo que hace que las personas, las familias y las comunidades aumenten el control sobre su salud y la mejoren. En este modelo que revitaliza la promoción de la salud, ganan valor el patrimonio y los activos para la salud.
La conceptualización de “activos para la salud” y “salud positiva” sigue la lógica de hacer fáciles y accesibles las opciones orientadas al bienestar, crecimiento y envejecimiento saludable. El enfoque como puede verse, es ya tradicional en salud pública aunque se revitaliza gracias al conocimiento desarrollado desde el campo de la medicina social, las ciencias afines a la salud mental y la salud pública no tradicional. Se centra en la óptica no patogénica. Esa óptica conocida también como perspectiva salutogénica (Antonovsky A., 1996) o de la salud positiva (Scales PC., 1999), pone énfasis en el origen de la salud y no en el origen de la enfermedad (Hernán M & Lineros, C., 2010).  
Un activo para la salud se puede definir como cualquier factor o recurso que potencie la capacidad de los individuos, de las comunidades y poblaciones para mantener la salud y el bienestar. (Morgan A., Davis M., & Ziglio, E., 2010). Los enfoques biosicosociales ligados a la creación e implementación de la Atención primaria de salud y la salud comunitaria , así como los marcos conceptuales relacionados con los determinantes sociales de la salud nos sirven para formular preguntas como: ¿Qué ocurre para que algunas persona prosperen y otras enfermen en situaciones similares? ¿Dónde están los factores de éxito para la salud?. Además, otras aportaciones como el modelo de los activos comunitarios (Mcknight, 2010) se sustenta en una metodología que enfatiza en las capacidades, habilidades y recursos de las personas y la fortalezas de la comunidad para descubrir capacidades y talentos individuales, colectivos y ambientales existentes en el contexto. En un proceso diferente a la práctica de inventariar y diagnosticar las deficiencias de individuos y comunidades, el mapa de activos busca las ventajas manejando metodologías diversas (Botello B. et al, 2012) . Este método reconoce que cada comunidad tiene talentos, habilidades, intereses y experiencias que constituyen un valioso arsenal que puede usarse como valor del contexto. 
La práctica desde esta perspectiva salutogénica y del modelo de activos , es un emergente y un reto actual y de futuro para la salud pública en el ámbito comunitario y en el de la clínica, así como en el terreno de la investigación, la evaluación y  la formación de profesionales.
El modelo emergente en Promoción de la Salud está relacionado con lo favorable y positivo para la salud. Superada la pasión healthy por la salud individual y la obsesión por la salud como objetivo en la vida, se trabaja ahora en múltiples enfoques bajo un paradigma que intenta responder a la pregunta ¿qué nos hace vivir mejor?. Pero se necesita evidenciar los efectos de esta renovación sustentada en el Modelo de Activos para la Salud y la Salutogénesis, y hacerlo a partir de las aportaciones de la sociología, la psicología, las teorías del aprendizaje humano y las ciencias de la salud.
Esta perspectiva de la promoción de la salud desde el bienestar es más necesaria ahora, en un contexto de crisis global y cambios económicos profundos, que pueden afectar a las personas y potenciar las desigualdades sociales injustas que repercuten en la salud. El marco conceptual salutogénico (Antonovsky A. , 1996) se centran en los recursos disponibles o los llamados recursos generales de resistencia (GRRs), tanto individuales, como grupales, o comunitarios y en aquello que fortalece o aprovecha el sentido de la coherencia (SOC) y pueden servir a las personas para comprender, manejar y encontrar significado a lo que les ocurre en la vida incluidos  los efectos de las desigualdades estructurales, permitiendo afrontarlas desde la toma de conciencia de lo que somos capaces y de aquello que hay que cambiar socialmente. Estos enfoques están reorientando la acción en salud publica hacia el desarrollo de capacidad que enfatice en la comprensión y el aprendizaje en salud (como bienestar) en todas las fases de la vida - el río e la vida - (Lindstrom B. & Ericksson M., 2009), con especial énfasis en la infancia, la adolescencia y la juventud.


Referencias
Antonovsky A. (1996). The salutogenic model as a theory to guide health promotion. Health Promot Int11, 11–18.
Botello, B., Palacio, S., García, M., Margolles, M., Fernández, F., Hernán, M., Nieto, J., et al. (2012). Metodología para el mapeo de activos de salud en una comunidad. Gaceta Sanitaria. doi:10.1016/j.gaceta.2012.05.006
Hernán,M. Lineros, C. (2010). Los activos para la salud. Promoción de la salud en contextos personales, familiares y sociales. Revista Fundesfam, 2-2.
Lindström, B., & Eriksson, M. (2009). The salutogenic approach to the making of HiAP/healthy public policy: illustrated by a case study. Global health promotion16(1), 17–28.
McKnight, J. (2010). Asset Mapping in Communities. En Morgan A., Davies M and Ziglio E (2010) Health Assets in a Global Context: Theory Methods Action. Nueva York, Springer
Morgan, A., Davis. Maggie, & Ziglio, E. (2010). Health Assets in a Global Context: Theory, Methods, Action. Springer.
Scales, P. C. (1999). Reducing risks and building developmental assets: essential actions for promoting adolescent health. The Journal of school health,69(3), 113–119.

Presentación en público

Lo básico que debes saber para hacer una presentación en público


View more presentations from marianoh

Buscando el bienestar de la infancia y la adolescencia . Ideal 2013


Exponemos nuestra visión sobre el bienestar infantil en este articulo de Ideal Hernán, M. & Mena, A. (2013)

La infancia y la adolescencia son la base sobre la que se construye nuestra sociedad. En Andalucía, una de cada cinco personas tiene menos de 18 años.
El abordaje de problemas de salud derivados del estrés, de las dificultades de aprendizaje y desarrollo, la obesidad infantil y las enfermedades prevalentes y emergentes en la infancia; y la potenciación de las habilidades para mantener la salud, el bienestar y el buen trato a lo largo de la vidason retos de una estrategia para la promoción de la salud y el bienestar infantil en Andalucía.
Para empezar, esos chicos y chicas que aprenden, estudian, juegan, crecen y comparten sus capacidades e ideas con nuestra sociedad, deben ser considerados como ciudadanos y ciudadanas constituyentes de un grupo clave, como personas autónomas que precisan ser protegidas y tener figuras adultas comprometidas con su bienestar. Asimismo, hemos de favorecer su participación, dándoles voz e incorporándolas en todas las políticas públicas, apostando por acciones basadas en los valores y recursos positivos que los propios chicos y chicas y la comunidad en la que viven pueden aportar.
La naturaleza propia de la infancia y la adolescencia para crear y dinamizar lo nuevo e innovador y su capacidad de adaptación al medio, como determinante del desarrollo intelectual y emocional, nos hacen deducir que estas personas son protagonistas y participan en la dirección genuina de sus propias vidas, pero esas vidas, en los primeros años, precisan motivación y apoyo para crecer saludablemente. Debemos maximizar y canalizar en los menores la extraordinaria capacidad humana en la actual sociedad del conocimiento para aprender, procesar, comprender, compartir y utilizar grandes cantidades de información, con bajas limitaciones de espacio y tiempo, de forma casi instantánea y con un coste económico cada vez menor.
Ya que además de potenciar las capacidades de los menores, desde una estrategia socio sanitaria pensando en el bienestar y la salud de la infancia y la adolescencia, debemos apostar por el abordaje del conocimiento temprano sobre lo que puede ser útil o afecta a su salud y bienestar. Contando con ellos como aliados: los niños y niñas son capaces de colaborar motivados para el aprendizaje en salud, con generosidad, cooperación y curiosidad. Es vital potenciar el conocimiento sobre el estado de la infancia y las intervenciones para mejora de su calidad de vida e investigando sobre la sociedad del conocimiento, los programas educativos que funcionan, las conductas favorables para la salud y otros asuntos prevalentes o problemas de salud infantil.
Es importante también desarrollar capacidad social para ayudar a los niños y niñas a crecer sanos física y emocionalmente. En contextos en los que viven menores se observa la capacidad de adaptación a nuevas formas de vivir que es propia de las etapas evolutivas en las que el aprendizaje y la conducta experimental tienen mayor presencia. El juego y la comunicación para aprender a vivir y el manejo de la información relevante para la vida, son herramientas imprescindibles para vehiculizar la salud y el bienestar de las personas más jóvenes. La clave para el futuro de los planes dirigidos a promover el bienestar y la salud de la infancia está en centrarse en el aprendizaje formal e informal, tanto escolar y académico, como no escolar, expandido o en forma de juego (presencial o virtual). Consideramos la educación infantil como estrategia base y génesis de cualquier intervención que pretenda ser exitosa en términos de bienestar y salud infantil.

Promoción de la salud mental y el bienestar emocional en la Escuela. Evidencias


Manel Nebot, un alma inmortal


Carta a Joan Ramón Villabí y a Carles Ariza por  la muerte de Manel Nebot, un alma inmortal:

Escrito en Granada a 21 de octubre de 2012

Manel. Dos personalidades en un solo cuerpo.

Manel era  guapo, ni gordo ni flaco, aparentaba menos edad de la que tenía y más rellenito de lo que era, emitía la imagen de "ser un buen tío".   Disponía de dos personas en un solo cuerpo: la persona A era  un campesino de Castellón, de conversación sencilla, apacible mirada y abierta sonrisa, de buen comer, cariñoso, buen amigo, excelente padre y compañero. Rojo sin alardes, rojo de los de compromiso. Buen lector  y asesor de lecturas; aficionado al esquí hasta con fiebre de 40º, centrado en su Masía y algo despistado.

La persona B era el Dr. Nebot,  el salubrista de referencia, el investigador impecable, maestro e innovador. Si la evaluación en Salud Pública en España tiene referentes, ahí está él. Si no me creéis, por humildad de colegas, preguntad fuera. Gracias a sus trabajos iniciales  todos hemos mejorado; al principio fue tabaco y salud y luego múltiples temas de salud pública y promoción de la salud. Su mesa no aparentaba ser la del jefe del servicio de evaluación y métodos de intervención de la Agencia de Salud Pública, era una mesa de compañero investigador, técnico, asesor y académico.

Nos hemos formado con él. Durante años aprendimos la disciplina, el rigor y la actitud de compartir que nos mostraron Manel y sus colegas del Instituto Municipal de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, después Agencia de Salud Pública. Con pasión y constancia , nos mostro cómo las intervenciones poblacionales rigurosas y bien evaluadas generan conocimiento sobre la efectividad de la prevención y la promoción de la salud. La firma de Manel Nebot Adell está entre las reseñas de los mejores trabajos en su campo.  

Hemos saboreado el honor de haber sido compañeros de viaje desde el Sur. En la Escuela Andaluza de Salud Publica donde se le quiere, nos honramos por haber tenido como compañero desde hace 20 años al Profesor Nebot. Con él en persona no vamos  a poder replantear nuevos contenidos, métodos  o proyectos, ni vamos a disfrutar los cafés relajados  en casa, antes de ir al  avión destino a Barcelona, ni las cenas de larga charla y buen talante. Quedan pendientes proyectos, viajes, Cádiz, Castellón, Barcelona “en casa hay sitio”, rutas con esquís por Sierra Nevada y todo lo demás…Deja mucho aquí en nuestra familia y lo vamos a conservar.

Joan Ramón gracias por conectarnos “yo no puedo, irá Manel, creo que debéis conoceros”; Carles gracias por haberlo compartido conmigo. Me alegro mucho de que él nos ayudara a estar conectados y también me alegro de que sigamos trabajando juntos con su recuerdo y presencia para siempre inolvidable. 

Un abrazo

Mariano Hernán García
Maestro de escuela (como me presentaba él)
Profesor de Salud Pública
Escuela Andaluza de Salud Pública

Crisis, austeridad y políticas de infancia



Crisis, austeridad y políticas de infancia

Los niños son las primeras víctimas de los recortes

Cada cual analiza la crisis económica según su ideología, pero las evidencias son implacables; a) en España las rentas más altas aportan menos, vía impuestos, que las rentas similares en otros países de nuestro entorno; b) somos uno de los países de Europa que menos porcentaje del PIB dedica a gastos sociales, entre los gastos sociales se encuentran los dedicados a políticas de infancia; c) las personas de 0 a 18 años son la quinta parte de la población.
En 1998, sir Donald Acheson, director del International Centre for Health and Society del University College de Londres y presidente de la British Medical Association presentó al Parlamento el informe: Independent Inquiry into Inequalities in Health, con el objetivo de movilizar políticas públicas para reducir las inequidades en materia de salud. Se trataba de una investigación social y un programa integrado a favor de la acción para la salud. Ese informe, fue muy revelador para la salud pública mundial y ha sustentado posteriormente parte de la estrategia de la Comisión para los determinantes sociales de la salud, creada por la Organización Mundial de la Salud. Acheson planteó algunos de los esfuerzos que debería hacer el Gobierno para aumentar el nivel de vida y combatir los efectos negativos para la salud derivados de la pobreza en las familias con ingresos bajos; centrarse en la educación y el desarrollo de los niños y niñas en la primera infancia, mediante la creación de servicios para el “comienzo sano” y construir comunidades saludables para la infancia, mediante iniciativas de regeneración en las zonas desfavorecidas.
Puede que la crisis sea el efecto del despilfarro en cualquier cosa menos en gasto social
Estas medidas más urgentes para la reducción de las desigualdades sociales en el Reino Unido, son coherentes con políticas y programas que se han desarrollado en nuestro entorno. Pero ahora nos toca revitalizarlas aquí, ya que la “mal entendida austeridad”, como herramienta para salir de la crisis, puede tener un efecto sobre la salud de las personas peor posicionadas en la sociedad. Hacer pagar por los servicios públicos o limitar el acceso a los desfavorecidos puede afectar negativamente a la felicidad de los niños y niñas más pobres.
En un magnífico vídeo que puede verse en TEDhttp://www.ted.com/talks/richard_wilkinson.html, el profesor Richard Wilkinson presenta el libro que fue best-seller científico en 2009:Desigualdad. Un análisis de la (in)felicidad colectiva. En él explica con brillantez y en pocos minutos los resultados de años investigando sobre la felicidad humana y su relación con la equidad y la salud. Manejando análisis estadísticos sofisticados e ingentes cantidades de datos recogidos en Europa, Asia y Estados Unidos, Wilkinson demuestra que el origen de la enfermedad en las poblaciones puede estar relacionado con las diferencias en la renta. Estas diferencias provocan estrés, enfermedad e infelicidad. Si uno nace en un país nórdico y no es rico tiene más probabilidad de vivir más años que si naciera en un país con más diferencia en la renta; eso se debe a dos posibles razones, que los países nórdicos o Japón tienen menores diferencias de renta entre los pobres y los ricos, o que esa diferencia podría estar compensada con servicios públicos de calidad, como ocurre con el porcentaje de PIB dedicado a gasto social en Suecia.
¿Es esta crisis fruto de un supuesto despilfarro en servicios públicos y gasto social?. La respuesta es no. Como explican con rigor Fernando Luengo y Jorge Uxó en Las mentiras de la austeridad (El País 6-5-2012), puede que la crisis sea el efecto del despilfarro en cualquier cosa menos en gasto social. Por tanto, tenemos ahora unos años por delante para trabajar en la dirección que amortigüe el ruido generado por el pensamiento capitalista, que ya ha conseguido un objetivo, hacernos dudar a todos sobre el origen de la crisis.
¿Pueden ayudar las medidas sociales a la felicidad, la salud y el bienestar de la infancia?, La respuesta es sí. Pero el efecto negativo de las diferencias de renta sobre el bienestar, nos obliga a comprometernos con la infancia y amortiguar la “austeridad mal entendida”, actuando:
El efecto negativo de las diferencias de renta sobre el bienestar, nos obliga a comprometernos con la infancia y amortiguar la “austeridad mal entendida”
Primero, dirigiendo las acciones haciafamilias con menores rentas; buenos ejemplos de ello son los programas de conciliación de la vida familiar y laboral; la accesibilidad a los servicios de atención primaria de salud y pediatría y la consolidación de equipos de bienestar social infantil y de tratamiento familiar; las actividades de los centros de protección de menores, acogimiento y adopción, y la promoción de la salud y el buen trato a la infancia y con la infancia.
Segundo, potenciando el conocimiento sobre el estado de la infancia y las intervenciones para mejora de su calidad de vida e investigando sobre la sociedad del conocimiento, los programas educativos que funcionan, las conductas favorables para la salud y otros asuntos prevalentes o problemas de salud infantil; hay recursos disponibles en instituciones, observatorios, redes de formación e investigación y, también en la educación no formal o la escucha activa a la infancia.
Tercero, desarrollando la calidad y los recursos de educación formal en nuestras comunidades; tanto los de educación primaria y secundaria, como las escuelas infantiles, que son un buen ejemplo, no solo por la potencialidad de la educación y la socialización en los primeros años del “rio de la vida”, sino también, porque personas con menos recursos pueden tener una oportunidad para trabajar, si alguien les ayuda a educar a sus hijos.
Cuarto, preparando una base segura para crecer saludablemente, facilitando información, asesoramiento y formación a madres, padres, tutores, educadores, profesionales de salud, servicios sociales, justicia y otros sectores implicados de la sociedad, para concienciarnos de la importancia que tiene el desarrollo los primeros años de vida y la creación de condiciones idóneas para el crecimiento saludable.
En este momento, la apuesta por el talento, los activos o los recursos de las personas y el patrimonio de las comunidades, puede ser determinante para la mejora de las condiciones de vida de la infancia y sus familias. Juntos tenemos que poder.
Mariano Hernán García es profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública y vocal asesor del Consejo Andaluz de Asuntos de Menores